[ MÁS INFORMACIÓN EN MI NUEVA WEB ]






INDICE DE PROBLEMAS

  • PROBLEMAS DE PAREJA

  •     TRATAMIENTO
        BIBLIOTERAPIA
  • DISFUNCIONES SEXUALES

  • TRANSTORNOS SEXUALES MASCULINOS

  • IMPOTENCIA

  • EYACULACIÓN PRECOZ

  • TRANSTORNOS SEXUALES FEMENINOS

  • TRANSTORNO ORGÁSMICO FEMENINO O ANORGASMIA

  • VAGINISMO

  • DESEO SEXUAL INHIBIDO O FALTA DE DESEO SEXUAL

  •     TRATAMIENTO
        BIBLIOTERAPIA

    TRANSTORNOS DE ANSIEDAD

    La ansiedad se basa en un mecanismo de alarma que nos activa para protegernos, facilitándonos la lucha o huida en caso de un peligro real. Los trastornos de ansiedad se caracterizan por considerar un estímulo o situación como peligrosa cuando no lo es realmente o aumentar exageradamente un peligro que sólo lo es de forma potencial. La emoción básica de la ansiedad es el miedo. La ansiedad se manifiesta a través de una respuesta corporal de activación (La activación del Sistema Nervioso) y un esfuerzo conductual y cognitivo de evitación al estímulo que se considera un “peligro”. También, aparece ansiedad de anticipación ante una posible aparición del estímulo causante del temor. Un porcentaje de personas con problemas de ansiedad suelen desarrollar , también, un estado de ánimo triste o depresivo de forma secundaria u otros problemas de ansiedad.  

    FOBIA SOCIAL

    Temor acusado a las situaciones sociales(fiestas, reuniones, grupo de amigos, conocer gente, etc.), por miedo a ser evaluado de forma negativa. Miedo a no saber como actuar, que decir, a ruborizarse o temblar y pensar que los demás se van a burlar o reír. La reacción conductual es evitar dichas situaciones para evitar pasarlo mal . La fobia social llega a limitar las relaciones personales, sociales y laborales. Causa, además, una perdida importante de bienestar y calidad de vida en las personas que la padecen.   

    TRANSTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

    Las personas con este problema experimentan obsesiones: pensamientos, impulsos o imágenes de forma repetitiva. Estos pensamientos son producidos mentalemnte por la propia persona y causan altos niveles de ansiedad. Las personas que los padecen, intenta deshacerse de los mismos a través de una lucha constante, aunque sin éxito. Los miedos típicos en este problemas son : hacerle daño a lo demás, miedo a contagiarse o contaminarse, miedo a tener un error o negligencia o miedo a pensar, decir o hacer cosas inaceptables. Para deshacerse del malestar de forma momentánea se realizan, comportamientos o rituales mentales repetitivos llamados compulsiones. Las compulsiones habituales son de limpieza o lavado, de orden, de comprobación mental o física, de repetición de pensamientos, frases, o números.   

    PANICO CON AGORAFOBIA

    Un ataque de pánico o crisis de ansiedad es un intenso miedo que aparece de repente con un deseo fuerte de escapar acompañado de:

  • taquicardia y sudoración,

  • temblor y oleadas de calor,

  • sensación de ahogo y mareo,

  • opresión en el pecho y

  • miedo a perder el control o morir.


  • Las personas tras esta experiencia negativa empiezan a preocuparse por volver a tener un nuevo episodio. Para intentar prevenir otra crisis empiezan a cambiar sus hábitos de vida “protegiéndose”, desarrollando agorafobia.   


    AGORAFOBIA

    Muchas de las personas que han tenido la experiencia de un ataque de pánico desarrollan una fuerte ansiedad y miedo, a quedarse solos, a salir a la calle, a alejarse de casa, ir a lugares con mucha gente, hacer cola, viajar etc. Estas personas evitan todas estas situaciones. Si se enfrentan a ellas aparece miedo y ansiedad. No se alejan de “lugares seguros”. No frecuentan sitios donde escapar o buscar ayuda sea difícil. Con todo ésto pretenden prevenir otra crisis ansiedad o evitar el miedo. Buscan ayuda en familiares o cónyuge para que los acompañen o le hagan las cosas por ellos antes de enfrentarse a sus miedos.   

    FOBIA ESPECÍFICA

    Miedo intenso ante la presencia o anticipación de un objeto, animal o situación concreta (por ejemplo miedo a volar, a los ascensores o recintos cerrados, a los animales, reptiles, alturas, inyecciones, sangre, tormentas, etcétera). La persona fóbica ve el miedo al objeto o situación como exagerado e irracional pero no puede evitar experimentar ansiedad y miedo. Evita a toda costa exponerse a sus miedos por el malestar que les produce.
    Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa o el malestar provocados por la situación o objeto temidos interfieren significativamente en la vida de la persona.   

    ANSIEDAD GENERALIZADA

    Las personas con ansiedad generalizada experimentan preocupaciones y ansiedad en exceso (más que la mayoría de las personas), sobre varios acontecimientos o actividades: relación de pareja, trabajo, familia, situación económica, prestigio social, etcétera. Este estado de preocupación es prolongado y le crea a la persona que lo padece:

  • Inquietud

  • Fatiga

  • Falta de atención y concentración

  • Irritabilidad

  • Tensión muscular e insomnio de algún tipo (inicio, mantenimiento o tardío)


  • Todo lo anterior provoca sufrimiento e interfiere la vida del individuo.   

    ESTRÉS POSTRAUMÁTICO

    HIPOCONDRIA

    Aparece en personas que han estado expuestas o han presenciado situaciones o acontecimientos traumáticos donde su vida o la de los demás estaba en peligro (accidentes, atentados, secuestros, guerra, violaciones, robos, amenazas de muerte, etcétera). . Estas personas suelen revivir o experimentar, después, intensamente a modo flashback las situaciones traumáticas. Hacen esfuerzos para evitar cualquier cosa que este asociada o les recuerde el suceso traumático para evitar el malestar que les produce. Pierden el interés por las cosas y los demás. Estas personas experimentan insomnio, irritabilidad, falta de concentración, hipervigilancia y respuestas de sobresalto frecuentemente.   

    La hipocondría es un miedo, preocupación o convicción de padecer una enfermedad grave a partir de la interpretación de ciertos síntomas corporales. Los hipocondríacos no se quedan tranquilos a pesar de que las pruebas y las explicaciones médicas desconfirmen sus miedos. Se autochequean constantemente las zonas problemáticas. Cuando escuchan hablar de alguna enfermedad, ellos suelen tener los mismos síntomas y empiezan a preocuparse. Algunos no visitan nunca hospitales o centros de salud por miedo; otros, sin embargo, no salen de los mismos. Todo lo anterior les ocupa gran parte de su tiempo, les dificulta su vida y les produce altos niveles de ansiedad.   

    TRATAMIENTOS

    Las técnicas terapéuticas que han demostrado eficacia,en los trastornos de ansiedad, están dentro de las técnicas cognitivas-conductuales. La exposición repetitiva a los estímulos fóbicos (sensaciones, pensamientos, situaciones u objetos) con prevención de respuesta , la intención paradójica, entrenamiento en autoinstrucciones y una explicación del problema acompañado de biblioterapia son las técnicas que se están mostrando mas eficaces. La discusión cognitiva y la Desensibilización sistemática así como la inundación también son técnicas a considerar junto con la relajación. Dependiendo del problema y del paciente la medicación es útil. Sobretodo los antidepresivos ISRS y algún ansiolítico.   

    BIBLIOTERAPIA

    Los libros no pueden sustituir al terapeuta pero de forma complementaria son útiles. Hay miles de libros de autoayuda, la mayoría contraproducentes o simplemente fraudulentos. Aquí te recomiendo algunos de ellos verdaderamente buenos.   



    Alber Ellis. (2000), Como controlar la ansiedad. Ed. Paidós. Barcelona Jean-luc Émery.(2002), Como domina tus miedos: pánico y agorafobia Ed. Síntesis. Madrid Edna B. Foa y Reid Wilson (1992). Venza sus obsesiones Ed. Robin Book.Barcelona Carmen Pastor y Juan Sevilla. (2000).Tratamiento psicológico de la fobia Ed. Centro de la terapia de al conducta. Valencia   

    TRANSTORNOS DEPRESIVOS

    Los trastornos del estado del ánimo frecuentes son: la depresión, la distimia y trastorno bipolar. La emoción básica en la depresión y la distimia es la tristeza.

    En el trastorno bipolar la tristeza alterna con algún episodio de manía o hipomanía. La hipomanía es un estado de alegría e hiperactividad excesiva, autoconfianza y autoestima aumentada, incremento de la líbido, de la energía y los gastos. En la manía, un poco mas allá de la hipomanía, se le puede unir todo lo anterior mas pensamientos acelerado, logorea, fuga de ideas y delirios. En general la hipomanía o manía antecede a la fase depresiva . En la fase maniaca los pacientes necesitan de una hospitalización breve. En el trastorno bipolar es imprescindible la terapia farmacológica acompañada de terapia psicológica.

    La depresión se caracteriza por la famosa triada cognitiva: visión del pasado llena de fracasos, visión del presente cargado de obstáculos o dificultades difíciles de resolver y un visión del futuro sin esperanza. Aparece una fuerte autocrítica y desvaloración acompañado de una atención selectiva a lo negativo, a los errores o fracasos. La autoestima y el autoconcepto se deterioran. El sueño y el apetito se alteran. La motivación desaparece y se adueña del deprimido un desgana extrema o apatía. Lo que antes era divertido o de interés deja de serlo. Se abandonan las actividades sociales. Aparece cierta dificultad para concentrarse y el cansancio hace presencia, sin hacer nada. También pueden aparecer ideas o fantasías relacionadas con el suicidio o la muerte.

    La mayor parte de estos síntomas y signos son causados por esquemas mentales irracionales en forma de autoexigencias rígidas y absolutistas en torno a nosotros mismo, las condiciones de vida y los demás. Los esquemas mentales (creencias o maneras de ver las cosas) son acompañados de distorsiones cognitivas que nos engañan al procesar la información del día a día. Tanto los esquemas mentales irracionales como las distorsiones llevan al deprimido a creer que nada puede cambiar y que así es la realidad y uno mismo . Y lo peor, que nada se puede hacer para cambiar esta situación.   


    EPISODIO DEPRESIVO

    Presencia diaria de un estado de ánimo deprimido, incapacidad de disfrutar con las cosas o pérdida de interés por las mismas. Lo anterior se caracteriza por:

    • Aumento o pérdida de peso

    • Insomnio o hipersomnia

    • Enlentecimiento o agitación

    • Fatiga o falta de energía.

    • Sentimiento de culpa o inutilidad acompañado de autocrítica

    • Dificultad para concentrarse

    • Pensamientos relacionados con la muerte o el suicidio.

      


    DISTIMIA

    Estado de ánimo depresivo la mayor parte de los días. Esto se alarga en el tiempo incluso en los años. La diferencia básica con la depresión es que la sintomatología es más atenuada que en el estado depresivo y los periodos en la distimia suelen alargarse mucho más que en la depresión llegando a formar parte de la personalidad del paciente.   


    TRATAMIENTO

    El tratamiento psicológico que ha mostrado ser eficaz, incluso más que los antidepresivos, es la terapia cognitiva-conductual. Concretamente la técnica básica para la depresión es la reestructuración cognitiva (La Terapia Racional Emotiva de A. Ellis o La terapia para la depresión de T. Aaron Beck). Evidentemente dependiendo de los síntomas del paciente la reestructuración se acompañará de otras técnicas cognitivo-conductuales como el incremento de actividades reforzantes, pruebas de realidad, solución de problemas, toma de decisiones, etcétera.
    Los psicofármacos son de utilidad sobretodo los antidepresivos específicos, inhibidotes selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) o noradrenalina (ISRNA).   


    BLIBLIOTERAPIA

    Dos magníficos libros, incluso complementarios. No basta con leerlos, para mejorar, hay que implicarse haciendo los ejercicios y técnicas que en ellos encontrarás.   


    D.Burns. (1990),Sentirse Bien Ed. Paidos. Barcelona. A. Ellis. (1990),Usted puede ser feliz Ed. Paidos. Barcelona.   

    PROBLEMAS DE PAREJA

    La separación, el divorcio y sus efectos posteriores en la vida de las personas a las que afecta, ejerce una gran presión sobre el funcionamiento psicológico y físico de los individuos. El incremento de los conflictos de pareja hace que sea uno de los temas más frecuentes junto con los trastornos de ansiedad en la consulta del psicólogo.

    Al principio de cualquier relación todo son novedades en su mayoría agradables, sólo compartimos lo bueno. "De novios mieles, de casados hieles" reza un dicho, para describir igualmente el proceso seguido por muchas parejas, desgraciadamente, cuya relación, como suele ocurrir en general, está llena de agasajos y de cumplidos en su comienzo y de desafectos e incomunicación en su final.

    Las expectativas irracionales en torno a la relación a veces son las responsables de ir minando la misma. Algunas de ellas son:

    • Debo ser el compañero/a perfecto/a

    • Debemos siempre estar de acuerdo

    • Es horrible decepcionar a mi pareja, no puedo fallar.

    • Si no adivina lo que me ocurre o lo que necesito, es que no le importo.

    • No deberíamos discutir nunca.

    • Si vivimos juntos no nos hará falta nadie más.


    Es curioso pero muchas parejas creen firmemente en ellas, lástima. A través de las mismas intentan evaluar su relación. Como ésta difícilmente se puede ajusta a tales expectativas tan extremas pronto empiezan sentir que algo va mal. Pero no caen en la cuenta que al ser tan irreales dichas expectativas difícilmente se podrán cumplir.

    Las responsabilidades y la falta de habilidades de convivencia. Cuando una pareja decide hacer vida en común aparecen las primeras responsabilidades económicas y personales: limpiar, cocinar, comprar, la hipoteca, los hijos, conocer los defectos del otro, etcétera. Todo esto requiere un gran esfuerzo pero no sólo eso también requiere de ciertas habilidades para resolver los problemas, organizarse, comprometerse, llegar a acuerdos, etc. Si no se sabe resolver todos estos desafíos a través del diálogo, la escucha, el respeto y acuerdos equitativos aparece los primeros desencuentros.

    Cuando una pareja entra en conflicto aparece un círculo de interacciones negativas. Un miembro de la pareja empieza a interpretar que lo que el otro hace o dice, lo hace para fastidiar. Eso disgusta al otro miembro. Para defenderse decide comportarse de la misma manera. Con lo cual a su vez se enfadan y atacan mutuamente en un círculo sin final. A veces, para hacer que el otro cambie, algún miembro de la pareja decide hacerlo a través del castigo (recordándole defectos, lo que hace mal, gritándole, ignorándolo, amenazando, etc.), el otro a la larga se comporta de la misma forma. De este modo, se vuelve a entrar en un círculo negativo con reproches mutuos y discusiones improductivas sin ser capaces de encontrar una solución adecuada. Este círculo de castigos mutuos se puede perpetuar indefinidamente deteriorando cada vez mas la relación.   


    TRATAMIENTO

    La terapia cognitiva-conductual es de las más efectivas y con mejores resultados en corto y largo plazo de tiempo para mejorar las relaciones de pareja cuando están deterioradas. Las parejas con problemas de comunicación, déficit de habilidades de solución de problemas y aquellas que utilizan el castigo como forma de interacción, pueden beneficiarse de esta terapia. También puede ser utilizada por aquellas parejas con, relativamente, pocos problemas pero que desean optimizar su relación; tales parejas se encuentran, a menudo, aburridas, ocultan sus sentimientos o se aguantan mutuamente.
    Los pasos en la terapia de pareja son los siguientes: crear una buena relación con la pareja, evaluar de forma individual los factores que originan y mantienen el problema, explicación pedagógica de lo que está ocurriendo y porqué se mantiene el conflicto, objetivos a alcanzar con el tratamiento, diseñar un tratamiento, ponerlo en práctica para solucionar los problemas concretos de la pareja, prevención de recaidas y mantenimiento de los logros alcanzados.
    Las técnicas habituales son:

    • reestructuración de expectativas irracionales en torno a la relación,
    • entrenamiento en habilidades de comunicación y asertividad.
    • entrenamiento en toma de responsabilidades equitativas,
    • entrenamiento en demostración de afecto y en refuerzo positivo,
    • entrenamiento en extinción del castigo como forma de hacer que el otro cambie y
    • entrenamiento en solución de problemas.
      


    BIBLIOTERAPIA

    Aaron T. Beck (1990)Con el amor no basta. Ed. Paidos. Barcelona.

    Raimon Gaja (2005). Vivir en pareja, Ed. Mondadori. Barcelona.

    M. Helena Feliu y M. Anotoni Güell (1992), Relación de pareja Martínez Roca. Barcelona.   


    DISFUNCIONES SEXUALES

    La sexualidad juega un papel importante en la pareja, siendo una de las vías utilizadas para expresar amor y comunicarse íntimamente con el otro, además de proporcionar un cúmulo de sensaciones gratas y placenteras. Las disfunciones sexuales hacen referencia a una alteración del funcionamiento normal de las relaciones sexuales que dificulta que éstas se vivan satisfactoriamente. Las disfunciones sexuales generan preocupación, sufrimiento o insatisfacción bien en uno de los miembros de la pareja o en los dos. Los problemas habituales relacionados con el sexo en la consulta de un psicólogo son:

    • la impotencia y la eyaculación precoz en el hombre y
    • deseo sexual inhibido, anorgasmia y vaginismo en la mujer.
    La mayoría de estor trastornos sexuales son adquiridos. Los factores negativos que más influyen en la génesis de estos problemas son:
    • Una educación sexual inadecuada
    • Los falsos mitos relacionados con el sexo
    • Expectativas irrealista relacionada con la respuesta sexual
    • Experiencias sexuales negativas
    • Mala relación en la pareja
    • Ansiedad ante la interacción sexual o anticipación de fracaso
    • Sentimiento de culpa
      


    TRANSTORNOS SEXUALES MASCULINOS


    IMPOTENCIA


    EYACULACIÓN PRECOZ

    La impotencia o trastorno de la excitación sexual afecta a un 7% de los hombres y aumenta con la edad. Se define como un fallo total o parcial persistente o recurrente en obtener o mantener la erección hasta el final de la actividad sexual o también, falta de sensaciones de excitación o placer durante dicha actividad.

    La mayoría de los hombres con impotencia obtienen cierta erección pero no suficiente para llevar a cabo el coito (impotencia parcial).

    La causa psicológica mas frecuente es la ansiedad y la preocupación obsesiva por obtener una erección adecuada. El hombre no se centra en disfrutar de la situación sino que está pendiente de si es capaz de conseguir una erección y <> (síndrome del espectador). Lo anterior genera una notable ansiedad interfiriendo o dificultando la erección.

    Hay que descartar que la impotencia esté producida por causas orgánicas (enfermedades vasculares, hormonales, próstata, hipertensión, diabetes) o como efecto secundario de algún fármaco.

    La eyaculación precoz es bastante común en los varones y afecta a un porcentaje bastante alto.

    La eyaculación precoz es la aparición del orgasmo y la eyaculación de forma persistente o recurrente ante una mínima estimulación sexual antes, durante o poco tiempo después de la penetración y antes de que la persona lo desee. La eyaculación precoz tiene efectos negativos sobre la actividad sexual y sobre la relación de pareja, ya que supone un reducción en la calidad y disfrute sexual de la persona que lo padece e impide o dificulta el coito al otro miembro.

    La eyaculación precoz es una conducta aprendida al llevar a cabo interacciones sexuales (coitales o masturbatorias) en situaciones de alta ansiedad (primeros encuentros sexuales) o con urgencia para eyacular (temor a ser sorprendido). Una vez aprendido el reflejo de eyaculación rápido, dado que este es automático, es difícil de controlar de forma voluntaria.   



    TRANSTORNOS SEXUALES FEMENINOS


    TRANSTORNO ORGÁSMICO FEMENINO O ANORGASMIA

    Ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo tras una fase de excitación sexual adecuada. Hay que tener en cuenta que la estimulación sea adecuada en intensidad y tiempo suficiente para considerar un caso de anorgasmia femenina ya que cada mujer puede variar en el tipo de intensidad y estimulación para conseguir el orgasmo. También hay que tener en cuenta para hacer el diagnóstico la edad y experiencia sexual de la mujer. La anorgasmia puede ser de toda la vida o adquirida. A veces, el orgasmo se puede conseguir a través de la masturbación pero no a través de coito,en este caso, estaríamos ante una anorgasmia situacional.   


    VAGINISMO

    Se caracteriza por la presencia de una contracción involuntaria de los músculos que rodean la entrada de la vagina, ante cualquier intento de penetración. En casos extremos el espasmo muscular imposibilita la utilización de tampones o la exploración ginecológica habitual. La mujer no percibe la contracción ni la siente como dolorosa. La dificultad se hace evidente en el momento de la penetración, sintiendo dolor si se intenta forzar la entrada. El problema puede aparecer en las primeras relaciones sexuales, sin haber obtenido anteriormente un orgasmo a través de la penetración, o puede también aparecer tras un periodo de actividad sexual normal.   


    DESEO SEXUAL INHIBIDO O FALTA DE DESEO SEXUAL

    Disminución (o ausencia) de fantasías y deseos de actividad sexual de forma persistente o recurrente. Se deben de tener en cuenta para hacer el diagnóstico la edad y el contexto o situación donde aparece ya que puede afectar a la actividad sexual. Las mujeres que padecen este problema viven las relaciones sexuales de forma desganada, rehúyen los encuentros sexuales alegando múltiples excusas, y procura evitar contextos que puedan facilitar una intimida sexual. Las mujeres que sufren este problema, cuando tienen relaciones es por “obligación”, cediendo ante las peticiones del otro. Además, los encuentros sexuales la mujer los procura espaciar lo mas posible o busca alguna excusa para evitar las relaciones íntimas.   


    TRATAMIENTOS

    Hay que comentar que la terapia cognitiva-conductual es la que da mejores resultados en este tipo de problemas, cuestión ampliamente contrastada desde hace muchos años. Antes de empezar un tratamiento psicológico hay que descartar que la disfunción sexual no sea debida a una enfermedad física o psíquica, efectos de algún medicamento, sustancia adictiva o una mala relación de pareja ya que la respuesta sexual está muy influenciada por dichos factores. Una vez descartada, sobretodo, que la disfunción esté causada por una enfermedad física existen dos componentes terapéuticos muy eficaces para solucionar los problemas relacionados con la actividad sexual: los componentes básicos de tratamiento (Información y educación sexual, Focalización sensorial , Control de estímulos, Entrenamiento en comunicación, Reestructuración cognitiva), que se suelen emplear en casi todas las disfunciones y los componentes específicos que se emplean dependiendo de cada problema concreto.   


    BIBLIOTERAPIA

    Master. W H y Jojohson. (1985), La sexualidad humana. (3 VOL) Ed.Crijalbo. Barcelona.

    Matea, A.(1988), Mitos y tópicos en la pareja. Ed. Libertarias. Madrid.

    Helen S. Kaplan (1975), Manual de terapia sexual. Ed. Mondadori Barcelona.   





    [ MÁS INFORMACIÓN EN MI NUEVA WEB ]


    Bienvenida  | Mi Despacho  | Problemas Habituales  | Autoayuda  | Contacto